El Ensordecedor Silencio

Es en ese momento, que con el último respiro que te queda antes del colapso absoluto, antes del knockout lo que parece al principio una rendición, se convierte en una de tus más grandes victorias.