Restaura el amor fraternal en el corazón

Dios quiere restaurar las relaciones familiares, y para hacerlo, necesita trabajar en nuestro corazón, pues una vez más, es la clave para nuestra forma de relacionarnos, esta vez, en el núcleo familiar.

Con este artículo quiero hablarte sobre esto, así que… ¡Vamos allá!

¿Qué me quieres enseñar Dios?

En algún momento de la vida nos hemos hecho cientos de veces esta pregunta ¿Qué me quieres enseñar Dios? Lo cierto es que cada vez que pasamos por algo que indiscutiblemente cambia nuestra vida o que de algún modo trae dolor, solemos hacerle esa pregunta a Dios. Así mismo también hacemos una segunda pregunta ¿PorSigue leyendo “¿Qué me quieres enseñar Dios?”

Llena de alegría el corazón

Es innegable que un corazón herido es incompatible con una vida llena de alegría genuina. Por eso Dios nos ofrece una llenura que inunde cada aspecto de nuestra vida, de modo que no esté marcada por los quebrantos o heridas del pasado, sino que fluya en consonancia con ese regalo que es la alegría.

Con este artículo quiero enseñarte a recibir esa alegría, así que… ¡Vamos allá!

Con el amor propio alborotado.

Deseo que tu amor propio se alborote, que te inquiete lo que por años has sentido y permitido, que pensamientos que has anidado en tu mente se alteren, que las voces y ruidos del pasado que han traído confusión, se transformen en una revolución que te libere de la esclavitud del rechazo y la adicción a la aprobación.