Llena de alegría el corazón

Es innegable que un corazón herido es incompatible con una vida llena de alegría genuina. Por eso Dios nos ofrece una llenura que inunde cada aspecto de nuestra vida, de modo que no esté marcada por los quebrantos o heridas del pasado, sino que fluya en consonancia con ese regalo que es la alegría.

Con este artículo quiero enseñarte a recibir esa alegría, así que… ¡Vamos allá!

Hay luz al final del túnel

En esto se relaciona esto con nuestra relación con Dios, en que siendo nosotros luz (Mateo 5:14) del mundo y al haber sido formados a su imagen (relacionada directamente con la luz) y semejanza. No podremos percibir un mundo con los colores que Dios nos diseño para ver. Es decir, no podremos ver…

A CARA DESCUBIERTA

Aquella noche solo quería escribirle a un viajo amigo

El Ensordecedor Silencio

Es en ese momento, que con el último respiro que te queda antes del colapso absoluto, antes del knockout lo que parece al principio una rendición, se convierte en una de tus más grandes victorias.

Un Corazón

Es bello observar su cuerpo, ver cada parte y descubrir que es maravillosa, que es una novia preparada para la guerra y también una ayuda idónea, preparada para la boda con su amado, que se derrite por su Amado y su Amado por ella.