Aumentando en la FE Pt1

Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.

Lucas 17:5

Hay tres áreas en las que debemos aumentar continuamente:

  1. La Fe
  2. El carácter
  3. El servicio

Hoy continuaremos hablando sobre cómo aumentar nuestra fe.

Una fe madura

Ahora vamos a ver la forma en que Jesús madura nuestra fe para llevarnos al siguiente nivel:

En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento. Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

MATEO 14:22-33

Cuando Jesús quiere madurar nuestra fe, nos enviará delante, aparentemente solos, es decir, sin él en la barca, aunque acompañados quizás por otros. en ese momento, cuando obedecemos lo que Jesús nos pide, y decidimos cruzar al otro lado de nuestras circunstancias, y nos adentramos en las aguas, llegará el momento de la tormenta.

En este punto necesitamos activar un mayor nivel de fe, cuando nuestros ojos y emociones no consiguen ver a Jesús dentro del bote. Pero la buena noticia es que, aunque Él no esté en tu barca, sí está en la circunstancia.

Aunque Jesús no esté en tu barca, sí está en medio de tu circunstancia.

Juan Camilo Vélez

Cuando sientas que Jesús no está en tu barca, y la circunstancia te supera, él aparecerá para presentarte un nuevo nivel de fe, pero para alcanzarlo, deberás salir de la barca. ¿Esto qué quiere decir? Hasta ahora has caminado tu camino de la fe en tierra firme, o en la barca, pero con Jesús a tu lado. Sin embargo, llega el momento de caminar solo, y hacerlo sobre las aguas.

En el nivel de fe inmadura, primero Jesús entra en nuestra barca, pero en el nivel de fe madura, Jesús nos pide salir de la barca para caminar sobre las olas hacia Él.

 Cinco claves para caminar en una fe aumentada

AUMENTANDO EN LA FE

  1. Reconocer cuando Jesús no está (No siempre es abandono, separación por pecado, o algo así. A veces será porque te quiere hablar desde fuera para estirar tu fe)
  2. Aprender a pedirle activación y disponerse a obedecer (Cuando te sientas solo, busca la dirección de Dios en oración, y dispone a obedecer sus instrucciones)
  3. Aprender a escuchar la voz de Jesús (Aún en medio de la mayor tormenta, tomate tiempo para esperar la respuesta, la palabra de activación de tu fe)
  4. Caminar hacia Jesús (Todo lo que necesite fe, tiene una dirección que te acerque a Jesús)
  5. Mantener los ojos en Jesús (puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, … Heb. 12:2a) Lo que nos hará hundir no son las olas, sino dejar de mirar a Jesús para mirar las olas.

Debemos entender que la tormenta estuvo ahí desde el primer paso de Pedro, así que lo que lo hundió no fue la tormenta, sino su cambio de enfoque. Así mismo, nuestra vida atravesará circunstancias difíciles, y a veces somos capaces de dar un primer paso de fe en medio de esas situaciones, pero cuando apartamos la mirada de Jesús, nos damos cuenta de repente de que las olas nos rodean, tenemos miedo, y eso es lo que nos hunde. En esta ocasión Jesús no la enmudeció, sino que le pidió que caminara en medio de ella. (AUMENTA NUESTRA FE)

A veces Jesús obra, pero otras veces nos pide a nosotros que actuemos.

Juan Camilo Vélez

Cinco claves para tener una fe madura

AUMENTANDO EN LA FE

  1. Lo más importante no es la barca, sino Jesús.
  2. Primero Jesús entra en el bote, pero luego nos pide que salgamos del bote para ir hacia él.
  3. Debemos aprender a preferir las olas con Jesús que la barca sin él.
  4. La fe nos acerca a Jesús, no a nuestros propios deseos.
  5. La fe no nos lleva a caminar por caminar, sino que nos lleva a un destino, a Jesús.

¿Te ha gustado la segunda parte de este mensaje? Déjame tu comentario y compártelo con alguien más que lo necesite.

Publicado por JUAN CAMILO VÉLEZ LEÓN

Fundador @comunidadcec CEO @alive.vivosporjesus Publisher @editorialharvest Mentor @elreyjesusmadrid Líder @hop.elohim Enamorado de @jeniferlosalosada linktr.ee/jcamilovelezl

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: