Pescadores de hombres Pt3

Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.

Mateo 4:19

Una de las primeras señales de que usted está siguiendo a Jesús y se ha convertido en su discípulo, es que se convierte en pescador de hombres (Almas). Es decir, si usted está siguiendo a Jesús como su discípulo, habiendo pasado un primer proceso para afianzar su fe, pero no está pescando hombres, realmente no lo está “siguiendo”, sino que debe entrar en ese proceso. Ese debe ser su siguiente paso.

¿Cuál debe ser nuestro enfoque?

Hasta ahora hemos hablado sobre pasión por lo que apasiona a Dios, y paciencia que fluye desde el amor por aquello que Dios ama, para convertirnos en pescadores de hombres efectivos. Ahora hablemos un poco más específicamente sobre el enfoque que debemos mantener para llevar a cabo este llamado.

El amor es la mayor motivación que podemos tener, en este caso, para ser ganadores de almas. Ahora bien, te pregunto: ¿Qué es lo que amas? ¿Amas los lugares, los bienes materiales, las posiciones, el dinero, la fama, el reconocimiento? O ¿amas lo que Dios ama? Porque lo que Dios ama son las almas (Vea Juan 3:16)

Es importante reconocer qué es lo que amamos, porque ese se convertirá en nuestro enfoque; aquello en lo que más nos invertimos. La vara de medir que usemos, debe ser la que Dios usa. En otras palabras, en el ministerio, en la iglesia y en el reino, todo tiene que ver con personas. Por tanto, si usted tiene un ministerio o un llamado de parte de Dios, éste siempre tendrá algo que ver con las personas, comenzando por los perdidos. De hecho, todo lo que se compra en el templo, las luces, el sonido, las sillas, los ordenadores, las cámaras…todo se compra para bendecir a las personas, a demás de para ser excelentes en el servicio a Dios, por supuesto.

Una ilustración del amor que debemos tener en los templos por las almas lo podríamos encontrar en nuestras propias casas, donde, cuando amamos algo, es fácil que quienes nos visiten se den cuenta. Por ejemplo, si somos apasionados por un color, muchas estancias de la casa lo tendrán, o si nos gustan estampados de animales, o un tipo de figuras decorativas, etc. Es fácil que, allí donde se mire en nuestra casa, se pueda reconocer aquello que amamos o nos apasiona.

Así mismo, en nuestros templos, a nivel ministerial, y en nuestras vidas, a nivel personal, debería ser fácil de reconocer nuestra pasión por las almas, en cuanto al esfuerzo, tiempo y recursos que estamos dispuestos a usar para cumplir nuestra asignación como ganadores de almas…¡pescadores de hombres!

Quien es pescador de hombres es fácil de reconocer por su pasión

Jenifer Losa

En próximas publicaciones quiero responder a las preguntas que me hagáis sobre evangelismo y todo lo que tiene que ver con este maravilloso ministerio, así que escribidme por aquí o en mi programa #Evangelicemos en mi canal de Youtube.

Publicado por Jenifer Losa Losada

Mi pasión es el evangelismo, compartir las buenas noticias del evangelio del Reino de Dios con aquellos que no le conocen. Juntamente con mi esposo, Juan Camilo Vélez, trabajamos en la obra del Dios, extendiendo su reino y ayudando a su pueblo a crecer en el conocimiento de Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: