Activando nuestra visión espiritual Pt3

Como os prometí la semana pasada, aquí os dejo la tercera parte del mensaje completo que prediqué en mi iglesia sobre la visión espiritual ¡Qué la disfrutéis!

También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra. Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera. Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré. Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová. (Génesis 13:6-18)

¿Qué es la visión espiritual?

El tópico de la visión es muy extenso, pero os daré una breve definición de lo que es, en base a los aspectos que quiero enseñaros de ella.

  • Es la capacidad de percibir con los sentidos espirituales lo que Dios está hablando en el ahora, para actuar en consecuencia a eso que Dios está hablando.
  • Otro aspecto de la visión espiritual es el don de discernimiento de espíritus descrito en 1ª Corintios 12:10.
  • La visión espiritual da dirección y guía, o nos alerta de peligros.

Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. (Mateo 2:12)

¿Cómo activamos la visión espiritual?

  • A través de la revelación dada por Jesús, por medio del Espíritu Santo.

pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo (Gálatas 1:12)


Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. (2ª Corintios 3:16)


La palabra “revelar” significa “quitar el velo” a lo que estaba oculto.


Es innegable que una persona, antes de convertirse en cristiana, tiene una especie de velo que le impide ver su necesidad de ser perdonada y salva, ni ve el peligro de vivir en pecado. Pero Jesús rompió ese velo cuando murió en la cruz llevando nuestros pecados, y hace lo mismo con nuestro velo cuando le permitimos habitar en nuestro corazón.

Esto fue lo que sucedió justo en el momento de su muerte en la cruz. El velo del templo de Jerusalén se rompió como señal de que ahora tenemos acceso a la salvación y vida eterna que Jesús ganó en aquel momento y en aquel lugar. Lo podemos leer a continuación:

Entonces el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. (Marcos 15:38)

Así mismo, la biblia enseña que no todo nos ha sido revelado, pero que lo que sí ha sido revelado, es para que nosotros, los creyentes, lo recibamos y disfrutemos. Por tanto, necesitamos que nuestro velo se rasgue para poder recibir aquello que ya ha sido preparado para nuestras vidas.

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley. (Deuteronomio 29:29)

  • A través de la fe.

Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. (Romanos 1:17)

Solamente cuando activamos nuestra fe es cuando seremos capaces de ver más allá de lo que alcanza nuestra vista natural. De hecho, la fe es nuestro único acceso a los misterios de Dios, a conocer su voluntad, y a conquistar sus promesas para nuestra vida. Por tanto, cuando activamos nuestra fe, estamos rompiendo con el velo de incredulidad que cubría nuestro corazón, y podemos creer para luego ver.

  • A través de predicar a Jesús y demostrar el evangelio del reino.

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria. Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. (1ª Corintios 2:1-16)

Como ya hemos dicho anteriormente, el único con poder para rasgar todo velo es Jesús, quien actúa en el corazón del creyente por medio del Espíritu Santo. es este quien nos lleva a operar en el poder de la resurrección de Jesús, y quien puede traer la transformación y demostración necesarias para que el velo de incredulidad se rompa.

¿Por qué necesitamos una transformación? Porque antes de recibir la salvación por medio de Jesucristo, somos lo que se conoce como “el hombre natural“, es decir, vivimos sólo en el plano físico y almático, pero nuestro espíritu está muerto. Pero cuando activamos nuestra fe para creer que Jesús murió y resucitó para darnos salvación, entonces nuestro espíritu recibe la vida de Dios, y somos transformados para convertirnos en “el hombre espiritual“.

Una vez que nacemos de nuevo en el espíritu, es el momento de desarrollarnos continuamente, crecer y madurar al punto de dejar de vivir y caminar según nuestros sentidos naturales, y activar nuestros sentidos espirituales, lo cual hará que se active nuestra visión espiritual.

En este sentido, y según lo que leemos en el texto anterior, ¿Qué es tener visión espiritual? Pues sencillamente es tener la mente de Cristo. ¡Este debe ser nuestro anhelo a diario! Que cada decisión, cada actuación, cada lugar que visitemos, etc, pase primero por ese filtro que es la mente de Cristo en nosotros. ¡Eso es visión espiritual!

Hasta aquí la tercera y última parte de este mensaje. Espero que os haya edificado enormemente. ¡Espero vuestros comentarios!

Publicado por Juan Camilo Vélez León

#𝑬𝒔𝒄𝒓𝒊𝒕𝒐𝒓 #𝑩𝒍𝒐𝒈𝒈𝒆𝒓 𝒚 #𝑭𝒖𝒏𝒅𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒅𝒆 @editorialcec #𝑴𝒆𝒏𝒕𝒐𝒓 𝒚 #𝑷𝒓𝒆𝒅𝒊𝒄𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒆𝒏 @elreyjesusmadrid 𝑪𝒐𝒏ó𝒄𝒆𝒎𝒆 𝒂𝒒𝒖í: 👇🏼 https://linktr.ee/jcamilovelezl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: