Activando nuestra visión espiritual Pt2

Como os prometí la semana pasada, aquí os dejo la segunda parte del mensaje completo que prediqué hace unos días en mi iglesia sobre la visión espiritual ¡Qué la disfrutéis!

También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra. Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera. Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré. Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová. (Génesis 13:6-18)

¿Qué es la visión espiritual?

El tópico de la visión es muy extenso, pero os daré una breve definición de lo que es, en base a los aspectos que quiero enseñaros de ella.

  • Es la capacidad de percibir con los sentidos espirituales lo que Dios está hablando en el ahora, para actuar en consecuencia a eso que Dios está hablando.
  • Otro aspecto de la visión espiritual es el don de discernimiento de espíritus descrito en 1ª Corintios 12:10.
  • La visión espiritual da dirección y guía, o nos alerta de peligros.

Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino. (Mateo 2:12)

Ahora vamos a describir algunas características de una persona con visión espiritual:

  • Busca la dirección de Dios, y sabe reconocer la confirmación de Dios (Gen 13:3-4)

Tener visión espiritual no es tener un súper-poder, sino mantenerse alerta nuestros sentidos espirituales para saber cómo actuar. Podríamos decir que la visión espiritual es una característica de la sabiduría dada por Dios.

La visión espiritual es dada por Dios, pero debemos activarla y ponerla por obra nosotros. Es decir, tener visión espiritual no es para nuestra propia gloria, sino para dependencia de Dios, pues es dada por Él.

  • No se atasca en los conflictos, sino que es resolutivo (Gen 13:8-9)

Los conflictos van a venir, pero cuando queremos mantener nuestra posición a toda costa, o nuestros beneficios, nos envolveremos en los enfrentamientos, pelearemos por lo que es “nuestro”, y podemos perder el testimonio y la bendición. Sin embargo, la persona con visión espiritual es capaz de reconocer que es Dios quien le bendijo, de modo que no pelea por posiciones, posesiones, etc. Sino que es pacificador, no le importa perder de sí en beneficio de otros, porque es capaz de “ver” la próxima bendición que Dios tiene preparada.

Una persona con visión espiritual no depende de su propio esfuerzo o habilidades, sino que depende de Dios para suplir sus necesidades. Por eso Abram le dio a escoger a su sobrino primero, porque confiaba en que la bendición le perseguiría a Él, pues Dios ya le había prometido esa tierra.

La persona con visión espiritual sabe que nunca “pierde” pues siempre ve más allá de lo natural, y sabe que quien camina en principios, justicia y reino, es bendecido. Sin embargo, a veces peleamos por un puesto de trabajo, cuando Dios quiere movernos a otro mejor. A veces nos aferramos a una relación, cuando Dios quiere sacarnos de ella porque no nos conviene, eso es lo que sucede cuando no tenemos visión espiritual.

  • Sabe “ver” las promesas de Dios antes de que se cumplan (Gen 13:14-15)

Dios le dijo: “Toda la tierra que ves te la daré”. Así que, si no somos capaces de ver en el espíritu las promesas de Dios cuando nos las da, tampoco las veremos cumplidas.

La única manera de ver en el espíritu es a través de la fe, por eso Abram se convirtió en el padre de la fe, porque alzó sus ojos y fue capaz de “ver” la promesa, y por eso se cumplió. Ahora déjame hacerte una pregunta:  ¿Qué es lo que estás viendo? Quizás Dios te prometió un hijo: ¡Míralo! Quizás un marido ¡Míralo! Quizás un negocio ¡Míralo! ¡Comienza a ver!

  • Sabe escuchar y obedecer la voz de Dios, es decir, actúa conforme a la visión (Gen 13:17-18)

Ninguna promesa de Dios es para quedarnos cruzados de brazos. Vemos la promesa por fe, pero la fe sin obras es muerta, así que debemos actuar conforme a lo que vemos.

Nuestra conquista está limitada a la capacidad que tenemos de ver, por eso cuando Lot vio la tierra de riego, sólo llegó hasta allí, sin embargo Abram conquistó todo Canaán a través de su descendencia.


La visión espiritual lleva inevitablemente a la acción. Sólo se queda quieto quien no tiene visión.


¿Qué estás haciendo para conquistar tu promesa? ¿Qué estás haciendo para llevar a cabo tu visión o la visión de tu iglesia o ministerio? ¡¡¡Es el momento de actuar!!!

Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. (Romanos 8:19)

  • Vive en continua adoración y reconocimiento de las bendiciones de Dios (Gen 12:7-8, 13:4,18)

La fe activa la visión espiritual, y la visión lleva a la acción, pero la adoración nos mantiene en fe, y esta de nuevo nos mantiene con visión, y vuelta a empezar.

No existe tal cosa como alguien con visión que no adore. Nuestra dependencia de Dios se hace necesaria cuando le adoramos y reconocemos nuestra debilidad, pero sabemos que lo que Él prometió lo cumplirá

En la adoración conocemos a Dios, y es ahí donde sabemos que es fiel a su palabra y que cumplirá lo que nos ha mostrado, así que la adoración activa la fe para creer, y esta activa la visión para ver. Es decir, en el reino de Dios no es “ver para creer” sino “creer para ver”, pero al ver las promesas cumplidas, volvemos a creer, esta vez, por más, y así comienza de nuevo el ciclo. Por eso la biblia enseña que vamos de gloria en gloria. Es decir, nunca paramos de avanzar cuando tenemos visión, porque siempre hay una nueva conquista que alcanzar.


La adoración activa la fe para creer. La fe activa la visión para ver. La visión nos lleva a la acción para que se cumpla.


Hasta aquí la segunda parte de este mensaje, la semana próxima os compartiré la tercera y última parte. Espero que os haya edificado enormemente.

Publicado por Juan Camilo Vélez León

#𝑬𝒔𝒄𝒓𝒊𝒕𝒐𝒓 #𝑩𝒍𝒐𝒈𝒈𝒆𝒓 𝒚 #𝑭𝒖𝒏𝒅𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒅𝒆 @editorialcec #𝑴𝒆𝒏𝒕𝒐𝒓 𝒚 #𝑷𝒓𝒆𝒅𝒊𝒄𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒆𝒏 @elreyjesusmadrid 𝑪𝒐𝒏ó𝒄𝒆𝒎𝒆 𝒂𝒒𝒖í: 👇🏼 https://linktr.ee/jcamilovelezl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: