La Verdadera Identidad

La Identidad de Hijos de Dios

¿Cuál es la verdadera identidad?

San Juan 1:12

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios》

Hay muchas personas que cuando se les pide que se describan a sí mismo mencionan su raza, su profesión, su religión, su nacionalidad etc. Pero en realidad la palabra dice que nuestra identidad espiritual no está determinada por la herencia física, nuestro estatus social, ni las caracteristcas raciales, sino que parte del hecho de ser un hijo de Dios.

Lo primero que debemos tener en cuenta para saber cuál es nuestra identidad espiritual es conocer la palabra de Dios para saber quiénes somos desde la perspectiva de Dios.

1. Para Dios somos sus hijos.

San Juan 1:12

Cuando somos hijos tenemos el privilegio de contar con Dios como nuestro Padre y eso implica contar con sus cuidados y su protección.

2. Somos parte de la familia de Dios. Efesios 2:19

Hay muchas personas que escuchan la palabra de Dios pero no la ponen en práctica, cuando pasamos a ser hijos nos convertimos en oidores y también hacedores de la palabra de Dios, y con esto estamos demostrando que tenemos al mismo Padre de Jesús.

3. Somos discípulos no creyentes. Mateo 28:19-20

Jesús no dio el mandato de ser creyentes sino de hacer discípulos. Un discípulo es un aprendiz de su maestro, se convierte en un hacedor de la palabra. No es tan sólo el hecho de creer que Jesús es el hijo de Dios, ya que la palabra nos dice que aun los demonios creen y tiemblan.

¿Alguna vez has escuchado decir: todos somos hijos de Dios? ¡Estoy segura que si! Pero en realidad no todos somos hijos de Dios, y de ahí parte todo esto, del gran error que muchos piensan. Ser hijo de Dios implica mas que ir a la iglesia sentarte y escuchar una palabra por parte de un hombre de Dios, en realidad ser un hijo de Dios implica más que eso, ser un hijo de Dios tiene que ver con tener una relación íntima y cercana con Dios, que cuando vayas a hacer algo tú digas: a Dios no le gusta eso y porque soy su hijo no lo haré sentir mal. Y no lo dices sólo porque conoces la Biblia y eres consiente de lo bueno y lo malo, sino que mantienes agudizado tus oídos para oir lo que a Dios no le agrada. Ser hijos de Dios implica vivir un vida en santidad y de integridad, vivir para su uso exclusivo, saber bien que tenemos que mantener nuestro cuerpo puro y santo porque es la única manera que la presencia de Dios esté con nosotros, ya que Él es santo y su presencia no mora en cuerpos manchados por el pecado.

1 Pedro 2:16

《Como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios》

Te diré algo: No todos somos hijos, pero si todos somos creación de Dios. Literalmente hay dos vidas que podemos vivir, pero al final sólo tendremos que optar por una sola. Tú decides: vivir como una creación nada mas, hacer las cosas a tu manera sin temor de Dios, o vivir como un hijo de Dios, sin nada de que avergonzarse, con un corazón bueno y agradable a Dios, sacando buenos frutos, teniendo el reflejo de Dios en tu vida. Al final la desicion está en tus manos, sabiendo que nadie va a decidir por ti, que eres tú mismo responsable de la vida que deseas vivir.

¿Quieres saber si realmente eres un hijo de Dios? Pues revisa tu historial de vida, tus obras, tus hechos, lo que hablas, cómo actuas, auto-evaluate tú mismo, y depende de lo que saques o de lo que encuentres sabrás si realmente eres un hijo de Dios. En una ocasión Jesús les dijo a los fariceos y a los religiosos: Si en verdad ustedes son hijos de Abraham ¿Por qué no hacen las obras de Abraham? Aquí Jesús da a entender que si nos decimos ser hijos de Dios, nuestras obras tienen que dar testimonio de lo que estamos diciendo, la palabra va respaldada por la acción, porque al final de todo son los hechos los que cuentan no las palabras. Si decimos ser hijos de Dios pues hagamos las obras que Jesús hizo cuando vino a está tierra, prediquemos, liberemos a los endemoniados, sanemos a los enfermos en su nombre, levantemos al caído, menos juicio y más ayuda al prójimo, eso demostrará que en realidad somos hijos de Dios. No es que seamos personas con gratitud, que de hecho tenemos gratitud, pero lo que quiero que entiendas es que sólo los hijos podemos recibir autoridad y poder para hacer mayores cosas que Jesús hizo, sólo los que realmente somos hijos podemos contar con ese poder sobrenatural que únicamente es dado a los verdaderos hijos, ser hijo requiere morir a nuestro YO cada día y decir SI a todo lo que Dios nos manda a hacer, ya que sólo los verdaderos hijos de Dios estarán dispuesto a darlo todo por hacer y cumplir lo que Dios quiere que hagamos, a veces para tener algo de Dios requiere sacrificar cosas o personas y sí, es difícil hacer eso, pero nuestra identidad como hijos nos da la revelación de que para obtener algo de Dios hay que quitar otras, Dios le llama Creación de espacio, en realidad si Dios te quita algo es porque te dará algo mejor, si tienes una identidad en Cristo estarás dispuesto a obedecer a Dios, si eres hijo de Dios harás lo que Él quiere que hagas. Cuando reconoces tu identidad de hijo se empieza a manifestar todo lo que de una u otra forma estaba estancado, empieza a fluir en tu vida, todo vuelve a tomar su curso.

Y sí, le fallamos a Dios muy a menudo pero no eres eso que hayas hecho, tú tienes una identidad en Cristo, y pelea por mantener esa identidad.

Una pregunta:

¿Eres solamente una creación de Dios, o también eres un hijo?

Publicado por Jossy Martínez.

Con amor eterno te he amado; por tanto te prolongué mi misericordia. Jeremías 31:3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: