El Día del Pentecostés

EL PRIMER AVIVAMIENTO.

I PARTE

Para entrar en detalle acerca de lo que fue el primer gran avivamiento de la historia del ser humano vamos primero a saber lo que significa un avivamiento:

Según el diccionario: Acción y efecto de avivar. Excitar-animar.

●Tratándose de fuego, hacer que arda más.

●Tratándose de luz, hacer que de más claridad, luminosidad.

El principio de todo avivamiento es limpieza.

Según Charles Finney el avivamiento es un nuevo comienzo de obediencia a Dios.

Biblicamente el avivamiento es sólo para los creyentes, para los que han experimentado el amor, el perdón, los que han experimentado un encuentro sobrenatural con la presencia de Dios. En cada avivamiento que surge en la vida del creyente o en la vida de la iglesia, se restaura algo que había estado perdido, pero cuando llega el mover nuevo de Dios se restauran todas las cosas y hoy en día cada una de esas cosas perdidas son una parte importante tanto para el creyente y mucho más para la iglesia de Cristo. Cuando hay un avivamiento nuevo surgen nuevas ideas, nuevos planes, una nueva perspectiva, una visión diferente; pero cada vez que la iglesia entra en un mover nuevo de Dios, también surgen los problemas y por consiguiente las ganas de querer dejarlo todo, de tirar la toalla. El diablo siempre se va querer levantar contra aquello nuevo que Dios trae para sus hijos, pero aquí es en donde tenemos que mostrar nuestra obediencia y nuestra posición de hijos, nuestra perseverancia en Cristo.

Dios está de tu lado y si él te mete en un avivamiento nuevo, ten por seguro que también te armó de armas espirituales para cortarle la cabeza al diablo y experimentar lo nuevo que Dios te dio.

Entremos en materia:

El primer gran avivamiento que hubo fue cuando Jesús subió a los cielos para estar a la diestra de Dios. En Hechos 2 habla acerca de lo que fue ese primer gran avivamiento que fue llamado El Día del Pentecostés. Jesús antes de irse les dijo a sus discípulos que Él se iba pero que no les iba a dejar huérfanos, aquí podemos ver su eterno amor que Jesús tenía hacia sus discípulos, y ese mismo amor hoy en día está sobre ti y sobre mí. El Espíritu Santo iba a venir a ellos, y cuando viniera la persona del Espíritu Santo ellos iban a tener poder para hacer cosas aún mayores de las que Jesús hizo.

Habíamos dicho antes que el principio de un avivamiento es limpieza, Jesús estuvo 3 años y medio con sus discípulos, tres años en donde Jesús les enseñó a cómo conducirse en todo lo que hicieran, a tener dominio propio sobre su carne, a darle el primer lugar a Dios, a tener control sobre sí mismos, sobre su carácter y su manera de actuar y hablar, los estuvo -por decirlo de una manera- limpiándolos de toda contaminación de pecado para que fueran dignos de poder recibir al Espíritu Santo.

Para entrar en un avivamiento hay que estar en una posición de obediencia a Dios, y Jesús les enseñó a sus discípulos esa posición de obediencia. Cuando Jesús le llegó su hora de partir les dejó una orden a sus discípulos quédense en Jerusalén hasta que venga la promesa que les hice, ellos mostrando obediencia se quedaron en Jerusalén hasta que esa promesa se materializará en sus vidas.

Según estudiosos de la palabra, las condiciones previas para que ese avivamiento pasara fueron:

1. Estaban todos UNÁNIMES, un mismo lugar, un mismo sentir.

2. Estaban en el lugar que Jesús les dijo que se estuvieran (JERUSALÉN) mostrando aquí su OBEDIENCIA.

3. Estaban ESPERANDO, pero con una ESPERA ACTIVA, a través de la oración y el clamor.

4. Estaban fundamentados en la palabra que Jesús les había dicho. Hechos 1:4-8 Creían.

5. Estaban ABIERTOS (expectantes) ante algo nuevo que Dios traería a ellos (El Espíritu Santo).

Todo mover o avivamiento nace en el corazón de Dios, no puede haber un avivamiento sin antes haber estado en el corazón de Dios.

Basados en esto ¿Qué espera Dios de nosotros Para entrar en un mover nuevo? Dos cosas: Obediencia y esperar el tiempo indicado para que se cumpla la palabra de Dios.

Tenemos que estar conscientes de que si pedimos un avivamiento debemos de estar dispuestos a grandes sacrificios y a una búsqueda aún más constante de la presencia de Dios, ya que, cada vez que Dios trae algo nuevo siempre va a demandar en nosotros el doble de lo que ya estamos dando. Pero también debemos de saber que fiel es Dios, y Él sabe cómo tener detalles con sus hijos. Cuando Jesús fue enviado a la tierra estuvo hasta los 30 años con sus padres, pero cuando se llegó el tiempo de cumplir con su propósito, se separó de su familia y una vez que fue bautizado y entró en el mover nuevo (avivamiento) que Dios le había dado fue y cumplió con su ministerio, haciendo sacrificios grandes, dejando a su familia, amigos, sus gustos, sus pasiones, sus pasatiempos sólo para ganar a Cristo y manifestar ese nuevo mover de Dios sobre la humanidad, ¿Y qué obtuvo con eso? Pues estar a la diestra del Padre. Quieres cosechar bien, pues asegúrate de que estés sembrando bien.

Cuando le eres fiel a Dios en lo poco, Él te coloca en lo mucho.

Cuando Dios te da algo nuevo, cuando entras en un mover de su Espíritu aún más fuerte, tienes que estar dispuesto a darlo todo, pues Dios puso su mirada en ti puso su confianza en ti para que puedas llevar eso nuevo a la iglesia, y aún al mundo entero, que sirva de impacto no sólo para tu iglesia sino también que impacte en tu casa y aun en la vida de muchos que andan afuera sin tener a Cristo en el corazón. Cuando vino la promesa del Espíritu Santo, sus discípulos recibieron el poder y la autoridad para salir fuera y predicar ese evangelio que cambió y transformó sus vidas, ahora les tocaba a ellos hacer lo que Jesús hizo en la vida de ellos, ahora les tocaba a ellos llevar las buenas nuevas de salvación así como Jesús lo hizo con ellos.

Se sintieron tan empoderados cuando ese avivamiento manifestado en la persona del Espíritu Santo, vino a ellos, hizo que Pedro se sintiera seguro para salir afuera y predicar, y esa convicción y fe que trajo consigo ese avivamiento, hizo que de esa prédica se convirtieran 3000 personas Hechos 2:14.

Cuando Dios te da algo nuevo no es para que lo tengas retenido, o lo tengas sólo para ti, o lo escondas; recuerda que si Dios te dotó de dones y talentos es para que vayas y lo uses para servir a los demás, y que lo que tú tengas se convierta en una bendición para muchos, no sólo lo que tienes, sino también que tú mismo te conviertas en un canal de bendición para muchos, si Dios te hace entrar en un avivamiento nuevo, ve, explotalo, úsalo, predica de Cristo, como dice mi amigo y evangelista Josué Gonzáles: Conviértete en un ganador de almas, hazlo por medio de ese mover de Dios que está sobre ti, al final de cuentas Él y solamente Él se llevará toda la gloria. Dios tiene puesto sus ojos en ti, ¡Él te ama! y sólo a través de una relación íntima con él sabrás cómo moverte en lo sobrenatural para que, lo nuevo que recibas fluya de manera correcta, conviértete en una casa de oración para que la presencia de Dios no sólo venga a ti de visita, sino que hagas todo para que esa presencia se quede contigo, pues sólo teniendo a Dios contigo sabrás cómo usar ese avivamiento y esa unción fresca que Dios de seguro ya puso en ti. Cuando explotas lo nuevo de Dios en los demás, te sientes satisfecho de hacer la voluntad de Dios, te sientes pleno y calificas para quizás un milagro que esperas en tu vida. Y ¿Hasta cuándo tienes que parar? ¡Hasta que el nombre de Jesús sea el más atractivo del mundo entero!.

¡Que la bendición de Dios esté contigo todos los días!

Publicado por Jossy Martínez.

Con amor eterno te he amado; por tanto te prolongué mi misericordia. Jeremías 31:3.

4 comentarios sobre “El Día del Pentecostés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: