¿Eres como Simón Pedro?

¿Eres como Simón Pedro?

Para comenzar esta breve meditación, me he apoyado en el libro de San Juan 21:15-19: “Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo:Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? Y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas… Y dicho esto, añadió: Sígueme.”
Si retrocedemos un poco vemos en el capítulo 18 que Pedro niega ser un discípulo y seguidor de Jesús tres veces. Ahora vemos a Cristo diciéndole si le ama más que todas las cosas, más que las personas alrededor, y más que su propia vida. Yo soy de los que piensan que esas tres preguntas fueron hechas para contrarrestar las tres negaciones de Simón.
¿Sabe usted lo que le dijo el Señor Jesús a Pedro? Jesús miró al discípulo que cometía errores cada vez que tenía la oportunidad de hacerlo, el que casi se ahoga cuando pudo haber andado sobre el agua, el que quería decir a Jesús que no fuera a la cruz, el que agarró una espada y trató de arrasar con el ejército romano. Y Jesús dijo a ese apóstol que había echado a perder tantas oportunidades: “Tú eres el hombre que necesito”. Tres veces le dijo: “Apacienta mis corderos… pastorea mis ovejas… apacienta mis ovejas” (vv. 15-17).
Jesús tuvo en cuenta la actitud del corazón de Pedro, su disposición a obedecer, aun cuando Pedro se puede decir que “metió la pata” muchas veces. Dios trabaja con nosotros sobre una obediencia de gracia, no una obediencia legal (de leyes); Romanos 6:14 dice: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”. Pedro era un hombre que desobedeció una y otra vez, pero en realidad, en su corazón, quería obedecer. El espíritu estaba dispuesto pero la carne era débil. El Señor Jesús sabía eso, y así es como Dios nos ve. Él no quiere decir que si alguna vez falla usted un poquito, ese será el final del gozo y el comienzo de la desgracia. Más bien dice: Si veo en tu corazón que quieres tener una actitud en tu vida que demuestre compromiso y deseo de obedecer, voy a pasar por alto esos fallos. Es el compromiso profundo lo que Él busca, y esa es la fuente de gozo:
“Pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas” (1ª Juan 3:20).
Yo no sé si pretendes hacer la voluntad de Dios, pero por “x” o por “y” terminas desobedeciéndole, y en tu corazón sientes hacer lo correcto, pero la carne te impulsa hacer lo que no quieres hacer. No te desanimes ni te amedrentes de sus caminos, hoy Dios te está hablando, y te dice: “Si me amas, haz lo que te he dicho que hagas, y sígueme”. Toma este día para un recomienzo y reconciliación con el Padre, nos podemos apoyar en 2 Corintios 5:18-20.
Por un momento medite, ¿me parezco a Simón Pedro? Para terminar, Simón estaba con Cristo todos sus días después de que fue llamado a hacer Su discípulo, pero a veces él razonaba según la carne, y no por el Espíritu. Me llama la atención algo, Pedro vio a Jesucristo en la carne, pero cuando Él le pregunta, y le exhorta estas tres veces, estaba resucitado, en otras palabras, el Cordero andaba por el Espíritu.
“Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.” Gálatas 5:17

Aunque la vida te de mil motivos para renunciar… Dios te da mil y un motivos más para seguir adelante.

Publicado por Alfredo Alvarez Almanza

Líder del ministerio "Avivando el fuego"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: