¿Cómo tener un próspero año nuevo?

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.” Salmos 1:1-3

¡Me encanta la época de año nuevo! Está llena de ilusiones, de buenos deseos, de ánimo renovado y nuevas fuerzas. Lo cierto es que es la mejor época del año para proponerse mejorar, crecer, avanzar y, ¿por qué no? retomar lo que hemos dejado de lado. Pero no es menos cierto que ese toque “mágico” que arrastramos desde las fiesta navideñas, y que aún impregna cada año nuevo, solemos ponerlo como la base para nuestros nuevos retos y toma de decisiones para el crecimiento personal, y al hacerlo, solamente estamos arando la tierra de un futuro tiempo de frustración por no ver nuestros “deseos” cumplidos.

Por esto quisiera plantar una semilla diferente en su mentalidad, para que pueda sembrarla desde ahora, y que realmente pueda hacer un balance positivo al final de este año, habiendo cumplido todo lo bueno que se haya propuesto. Según el texto del principio, hay ciertas condiciones bíblicas para que seamos prósperos, no sólo en este año, sino en todo lo que hagamos. Vamos a verlas en detalle:

  1. Lo que hemos sembrado hasta ahora: El Salmo 1 comienza con una breve lista de lo que no deberíamos haber hecho si queremos ser bendecidos y gozar de todo lo bueno que Dios tiene preparado para nosotros. Esto responde al principio bíblico de la siembra y la cosecha, pues no podemos esperar cosechar cosas buenas en el año que comienza, si hemos sembrado malas actitudes, palabras o acciones en el año que termina. Por tanto, lo primero que debemos hacer para tener un próspero año nuevo es sembrar correctamente en el año previo, y si no lo hemos hecho, debemos ser conscientes de ello, arrepentirnos delante de Dios y comenzar a sembrar desde ya una semilla distinta para el año que comienza.
  2. Lo que debemos sembrar: Este Salmo continúa detallando las semillas que nos aseguran una cosecha de bendición, no sólo por lo que producirán en el futuro, sino por lo que producen en nosotros mismos. Recuerde que lo primero que usted debe cultivar es su relación con Dios, pues su corazón y su espíritu son la tierra que debe estar lista para recibir la palabra de Dios, y su propia vida es la tierra que debe dar fruto primeramente. Esa semilla es la palabra de Dios y los tiempos en su presencia. Recuerde que cada ser vivo requiere un medio ambiente correcto para sobrevivir y reproducirse, y en el caso del ser humano, ese medio ambiente es la presencia de su creador.
  3. Los resultados de nuestra siembra: Finalmente este Salmo termina comparándonos con un árbol, pero uno que se encuentra en el lugar correcto para su desarrollo (…junto a corrientes de aguas…). A demás nos asegura una cosecha en el momento correcto, cuando tal vez venga la necesidad y parezca que no tenemos cómo suplirla, entonces veremos el fruto de lo que hemos sembrado, y no sólo eso, sino que lo que tenemos no lo perderemos, y no nos desgastarán las circunstancias adversas (…Y su hoja no cae…) Y es entonces cuando ese deseo que tenemos cada año nuevo verá la luz (…Y todo lo que hace, prosperará…)

Por tanto, querido lector, sea cual sea el momento en que estás leyendo esto, recuerda que no es malo anhelar la prosperidad, pero es incorrecto creer que nos sorprenderá de repente como por arte de magia, pues la prosperidad es en realidad el resultado de una buena siembra. Así que ahora sí puedo declarar sobre tu vida ¡Próspero año nuevo!

Publicado por Juan Camilo Vélez León

#𝑬𝒔𝒄𝒓𝒊𝒕𝒐𝒓 #𝑩𝒍𝒐𝒈𝒈𝒆𝒓 𝒚 #𝑭𝒖𝒏𝒅𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒅𝒆 @editorialcec #𝑴𝒆𝒏𝒕𝒐𝒓 𝒚 #𝑷𝒓𝒆𝒅𝒊𝒄𝒂𝒅𝒐𝒓 𝒆𝒏 @elreyjesusmadrid 𝑪𝒐𝒏ó𝒄𝒆𝒎𝒆 𝒂𝒒𝒖í: 👇🏼 https://linktr.ee/jcamilovelezl

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: